Ofertas Cotizar (01) 748 4000 CLIENTES
,,,Escrito por en

Cómo usar el Feng Shui en tu dormitorio

Es importante mantener en equilibrio los ambientes de tu hogar, especialmente el de tu habitación, pues es allí donde pasamos gran parte del tiempo y es nuestro lugar íntimo de la casa.

Nuestra habitación debe reflejar comodidad y orden; la decoración con los principios del Feng Shui es una opción genial para reflejar esto, creando un espacio más agradable y sano.

Debemos usar la base de los Cinco Animales del Feng Shui : “El tigre está agachado a tu derecha, el dragón está alto en el cielo y a tu izquierda, el fénix vuela muy por delante, la tortuga nos lleva a la parte posterior, y la serpiente (tú y la cama) están en el centro”.

Los Cinco Animales Celestiales aplicados al Feng Shui representan simbólicamente situaciones de protección, equilibrio, armonía y comodidad.

Equilibrio paso a paso:

  1. Pon una mesita de noche baja en la parte derecha de la cama. En el Feng Shui, el tigre está abajo en el suelo y simboliza nuestra buena disposición para entrar en acción cuando nos veamos amenazados
  2. Coloca elementos altos como estantes o tocadores a la izquierda de la cama. Esto representa al dragón que está arriba del suelo y simboliza nuestra sabiduría.
  3. Mantén el área de los pies de la cama libre. El fénix, nos dice el Feng Shui, representa nuestra visión e inspiración, este necesita espacio para volar hacia adelante.
  4. Coloca la cabecera de la cama contra una pared. Esto representa a la tortuga, la cual nos brinda protección a nuestras espaldas.
  5. Coloca la cama de tal manera que tengas una visión clara de la puerta; eso sí, evita ponerla en contra u opuesta de la misma pared donde está la puerta. El objetivo es lograr que veas claramente quién entra, sin estar en el camino de la energía entrante.
  6. No coloques tu cama al lado de una ventana. La posición de las ventanas y puertas gobiernan el flujo de energía a través del dormitorio; por este motivo no debes interferir en su camino directo.
  7. No pongas ningún espejo en contra de la puerta, cama o ventana. Un espejo colocado en el camino de la energía la botará con más fuerza.
  8. Evita poner la cama debajo de vigas en el techo. Estas empujarán el flujo de energía, creando una fuerza que irá abajo, lo que causará presión en todo tu cuerpo.
  9. No coloques una luz directamente encima de la cama, debes hacerlo al lado de la misma.

 

Fuente: E How en español.