Ofertas Cotizar (01) 748 4000 CLIENTES
Escrito por en

Cómo decorar una habitación compartida

¿Tienes hijos que comparten un cuarto? Cuando se comparte el cuarto no queda más opción que ceder ciertos espacios, y ese es el terreno en el cual deberán “negociar” entre ellos. Pero puede haber sectores personalizados para cada uno: tanto la cama como el espacio de estudio deben adaptarse a cada una de las personalidades. Aquí algunos tips que te ayudarán a evitar muchas peleas…

Pregúntales a tus hijos qué les gustaría.

Habla con ellos al mismo tiempo para que tengan oportunidad de discutir sus gustos entre ellos. Pregúntales acerca de los colores, temas y tipos de muebles de su preferencia y también cómo quisieran que esté separado el espacio.

Incluye sus personalidades.

Cuando escojas la decoración, colores y muebles ten en cuenta las personalidades de tus hijos, especialmente si son pequeños y no pueden expresar sus preferencias. Si ya son grandes, inclúyelos en las compras y en el proceso de decoración. Invítalos a ayudar a pintar, colgar cuadros y completar otras asignaciones, así se sentirán más a gusto con el terminado final.

Espacios propios.

Es importante que cada uno de tus hijos tenga un espacio privado en la habitación, aunque sea pequeño, y especialmente si dormirán en un camarote. Generalmente un lado de la habitación es para cada hermano, pero si no cuentas con mucho lugar, un escritorio para cada uno podrá darles el sentimiento de tener su propio espacio.

Considera usar cortinas para dividir la habitación y darles privacidad cuando la necesiten.

Deja a tus hijos decorar su zona como ellos quieran, para que pueda ser un espacio más personalizado.

Otra útil idea es dejar a su altura dos tableros grandes de corcho donde peguen sus fotos o recuerdos favoritos. Será como marcar su territorio. Lo mismo podemos hacer con las estanterías o escritorios es importante que cada uno tenga la suya. O al menos, si no caben dos, que tengan su propio estante con sus libros o juguetes favoritos.

Los muebles.

En cuanto al mobiliario, lo ideal sería que tanto las camas como las lámparas fueran iguales, o similares. Podemos pintar cada cama de una manera distinta, para remarcar espacios. Deja que en los accesorios y detalles cada uno marque sus gustos personales.

Los colores.

Cuando escojas los colores, usa neutros como base. De esta manera será más fácil que tus hijos agreguen acentos de sus colores favoritos. Elige colores como el blanco o beige, para que la habitación se vea más iluminada. Para los colores de acento, escoge los favoritos de tus hijos.
Intenta seguir una gama de colores, y mantenla a pesar de las diferencias. Una buena idea puede ser por ejemplo poner un mismo nórdico, y dejar que sean ellos los que elijan las sábanas, almohadones a su gusto. No tienen que ser necesariamente iguales pero si tener el mismo estilo.

¿Temática común o individual?

Cuando escojas el tema para la habitación de niños de diferente sexo tienes dos opciones, puedes usar un tema unisex o dos temas diferentes. Mientras que escoger un tema unisex es más fácil al decorar, también seguramente será menos personalizado.

Un tema unisex es la mejor opción para niños pequeños, y puede ser de animales, números y letras, el océano o cualquier otro interés de tus hijos.

Si decides escoger dos temas, estos necesitaran tener algo en común. Por ejemplo, puedes escoger dragones para tu hijo y princesas para tu hija, dos deportes diferentes o animales favoritos.

Dividir la habitación.

La pintura es un ingrediente mágico para dividir una habitación. Da la ilusión de un espacio separado.

Pintar dos áreas de diferente color o simplemente hacer un acento arriba de las camas a modo de cabecera, genera una división ilusoria. Puedes decorar con elementos y usar colores según el género de los niños (por ejemplo, en el lado de la niña podrías usar colores y elementos como cojines, sobrecama, etc. rosados, si es niño azul o celeste.

Una cortina o un pedazo de tela con motivos divertidos o de rayas puede también ser una idea genial para dividir los espacios y dar individualidad a los niños dentro de una misma habitación.

Los vinilos pueden ser de gran ayuda para dividir pero al mismo tiempo dar una sensación de unidad en el estilo.

Orden y Organización.

La organización es muy importante en cuartos de niños y adolescentes, ya que hará más fácil el mantener el cuarto limpio y ordenado. Usa organizadores de closet. Podemos recurrir a cajas con ruedas bajo las camas, o a contenedores de juguetes identificados por colores. Usa el espacio en tus paredes también, instalando repisas donde tus hijos puedan guardar sus pertenencias.

Aprovechar el espacio al máximo.

Aprovecha lo más que puedas el lugar. Dale a cada uno una esquina de la habitación, ya que hará que el espacio se sienta más separado. Considera usar camarotes o camas cucheta, que dejaran espacio libre para otras cosas. Usa el espacio debajo de las camas para guardar pertenencias y ropa fuera de estación.

Mira aquí algunos ejemplos de cómo decorar una habitación compartida:

» Aquí puedes ver algunas ideas fuera de lo común
» Ideas para cuartos para mellizos
» Habitaciones compartidas niño y niña
» Inspírate con más ideas aquí


También te puede interesar:


Te gustó lo que leíste?
Comparte o comenta este artículo en nuestra página en Facebook

Suscríbete al Blog ABC Inmobiliario…
Recibirás GRATIS nuestros tips inmobiliarios y novedades en tu correo. Ingresa aquí y suscríbete