Archivos

,,,Escrito por en

Las casas prefabricadas… ¿convienen o no?

Mucha gente tiene el concepto de que las casas prefabricadas son malas en comparación de las que se construyen con ladrillos y cemento a la manera tradicional. Esto no es así.

Aunque en un principio las casas prefabricadas no tuvieron mucha aceptación entre los consumidores, los avances tecnológicos que han ampliado las posibilidades que ofrecen este tipo de viviendas han hecho que su popularidad haya ido creciendo y hoy en día constituyen una buena solución para todo aquel que está pensando en adquirir una vivienda para establecerse. Así, las casas prefabricadas se están extendiendo por todo el mundo gracias a su comodidad, elegancia, confort y responsabilidad medioambiental.

Este tipo de casas son pre elaboradas en la línea de producción de una industria siguiendo un diseño predeterminado. De ahí surgen grandes paneles y estructuras que después se unen por medio de mecanismos especiales de sujeción hasta conformar una vivienda.

El terreno y el clima del lugar de instalación son los factores principales a tener en cuenta a la hora de su adquisición.

Aquí te contamos, sin prejuicios, algunos factores básicos que debes saber si estás pensando en invertir en este tipo de vivienda:

Seguridad

Para empezar conviene desmontar dos mitos muy extendidos sobre las casas prefabricadas. El primero tiene que ver con la estabilidad y seguridad de las estructuras de las casas prefabricadas. Se creen más endebles y de peor calidad que una casa tradicional por lo que, a veces, ante climas extremos o fenómenos meteorológicos no terminan de convencer. Esto debe matizarse mucho ya que las casas prefabricadas se fabrican con materiales de alta calidad y su diseño dependerá, en la mayoría de las ocasiones del clima de tu zona, un factor que estudiará previamente el fabricante. Eso sí, dependiendo de los materiales usados y el proceso de diseño de la casa, el precio puede subir bastante.

El Precio

En los datos anteriores encontramos uno de los mayores inconvenientes de las casas prefabricadas. Aunque más baratas que las casas tradicionales, si queremos materiales y diseño de calidad, el precio aumenta. Siendo los diseños más sencillos y básicos lo más económicos.

Ahora bien, en la comparación de precios entre una casa prefabricada y una tradicional, la primera gana. Son costes mucho menores porque la complicación de construcción es también mucho menor y los requisitos previos son muchos menos.

Tiempo de Construcción

La rapidez de construcción que puede doblar incluso triplicar la de una casa tradicional. Para habitantes a los que les surja tener pronto una casa a la que irse a vivir, esto puede ser un gran factor a tener en cuenta. Por otro lado, y un poco consecuencia de alguno de los puntos anteriores, las casas prefabricadas son mucho más ecológicas y consumen mucha menos energía que una casa tradicional. Los diseños actuales incorporan importantes avances tecnológicos y centrados en la reducción de consumo energético, con techos solares, domótica incorporada o suelos térmicos, entre otras muchas cosas. Además, los materiales de construcción suelen ser ecológicos como la madera natural para fachadas, por ejemplo, ventaja muy relevante a la hora de valorar las opciones que nos ofrece el mercado de la construcción.

Si acudes a empresas y fabricantes de confianza y calidad, encontrarás una amplia gama de diseños posibles a los que podrás añadir o restar extras como el aire acondicionado o la calefacción incorporada y disminuir o aumentar la calidad de los servicios y prestaciones que nos ofrecen dichos fabricantes. Todo depende del presupuesto que tengas.
Como cuando vamos a adquirir una vivienda tradicional, hay muchas precauciones que debes tomar para evitar fraudes, estafas o costes desmesurados. Asegúrate y cúbrete las espaldas todo lo que puedas antes de comprar y acude a diferentes fabricantes para comparar producto, condiciones y precio.

¿Cómo escoger el terreno ideal para construir una casa prefabricada?

Siempre uno de los aspectos más determinantes e influyentes en el diseño y construcción de una vivienda es el terreno donde se localizara la misma, por lo cual, sin importar el tipo de vivienda que se desee, siempre se deben de analizar varias de las características fundamentales que poseen los terrenos, con el fin de determinar si nuestro terreno escogido se acopla a la legislación vigente en nuestro país y ciudad para el uso de vivienda, a nuestros gustos y a nuestro presupuesto económico de inversión. Por lo cual, a continuación se mencionaran las características más relevantes, que desde nuestro punto de vista, se deben tener en cuenta para la escogencia del terreno más adecuado para nuestra casa prefabricada:

  • Que el costo del terreno por metro cuadrado (m2) sea acorde a nuestro presupuesto económico de inversión en el mismo.
  • Que la Normativa y Legislación vigente en nuestro país, y específicamente en nuestra ciudad, nos permita, según el uso del suelo del sector y específicamente de nuestro terreno, localizar en él, nuestra casa.
  • Que la Capacidad de Carga del terreno sea la suficientemente adecuada para soportar el peso muerto y vivo de la vivienda, y adicionalmente que esta misma capacidad de carga no implique la construcción de una estructura de anclaje de la vivienda al terreno de precios muy elevados.
  • Que la localización rural o urbana del terreno este acorde en su entorno cercano con nuestros gustos y necesidades prioritarias de vida como lo son el trabajo, el estudio, los centros de atención, o los centros de entretenimiento y diversión.
  • Que la accesibilidad al terreno sea la adecuada respecto a la entrada principal de la casa, como también con respecto a una vía existente cercana a ella, que dado el caso, nos conduzca con facilidad hacia la misma si esta se encontrara en una localización rural lejana.
  • Que el terreno posea la certificación correspondiente donde se nos certifique que la disponibilidad de las redes de servicios públicos para la instalación de los mismos en nuestra casa están presentes en nuestro terreno, cerca de él o que existe la proyección o la viabilidad que en un futuro se puedan instalar dichas redes en nuestro terreno para tener la posibilidad de recibir su servicio.
  • Que el tamaño del terreno mínimo sea un 20% mayor o un poco más grande en área por metros cuadrados (m2) que nuestra vivienda, para de esta manera evitar tener conflictos posteriores por limitantes o afectaciones de ocupación del área de nuestro terreno por presencia de redes de servicios públicos o retiros obligatorios por norma o legislación que rijan al mismo.
  • Que los materiales con los cuales este construida nuestra casa sean los adecuados para resistir la exposición permanente al clima predominante en el sector de localización de nuestro terreno.
  • Que la ventilación presente en nuestra casa, representada por las ventanas de sus fachadas, esté dirigida a espacios abiertos y que cuente con el retiro longitudinal exigido por la normatividad vigente con respecto a las demás construcciones contiguas, con el fin de evitar futuros inconvenientes por prohibición o sellamiento de alguna de nuestras ventanas.
  • Y por último que la iluminación y asolación de la casa sea la adecuada con respecto al sol, teniendo en cuenta la forma y la posición del terreno con relación a los puntos cardinales frente a la forma y ubicación de la ventanas de nuestra casa, con el fin de tener una alta presencia en el día de la luz natural y el calor proporcionados por el sol, y de esta manera evitar posibles sobre costos en el uso innecesario de luz artificial y aire acondicionado.

 

Si te ha sido de ayuda este artículo y piensas adquirir una vivienda prefabricada, no dudes en compartirnos tu experiencia a través de nuestra página en facebook: http://bit.ly/ElPinoFacebook

Fuente: casasprefabricadas.mobi, www.pisos.com/hogar